Son técnicas utilizadas para crear hábitos financieros deseables. Por ejem: ahorrar una cantidad especifica por cada semana del año.

Es decir, si usted se propuso ahorrar 100 por semana y está en la semana 10, entonces deberá depositar en su fondo de ahorro la suma de 1.000 (= objetivo de ahorro 100 multiplicado por el número de semana 10).

Se utilizan para acostumbrar al hábito de ahorrar de una manera poco rutinaria y desafiante.

Pin It on Pinterest

×