El proceso lo comprenden tres elementos fundamentales, el primero un análisis histórico tratando de comprender cómo la empresa ha generado valor en el pasado, como segundo aspecto es que construya un ejercicio de prospectiva del negocio (o los planes de gerencia) acerca del devenir a mediano plazo de la empresa, y tercero que la interpretación de los resultados estén adecuadamente interpretados y sustentados. Casi siempre el proceso es un 20% técnica y 80% experiencia y experticia del asesor.

En otras palabras, usted pagará por las acciones de una empresa en función de lo que espera de ellas.

 

Pin It on Pinterest

×