Corresponde al efectivo corriente (cobros menos pagos) de cada periodo, que proviene de las actividades operativas y de inversión de la empresa. Toma el nombre de “libre” porque no contiene el efectivo proveniente de las fuentes de financiación de la empresa (pasivos y patrimonio). Muestra la disponibilidad de la empresa de generar periódicamente efectivo para los financiadores (acreedores y accionistas) y es la base de toda valoración del negocio.

Pin It on Pinterest

×